martes, 6 de septiembre de 2016

El ser que habito

Ilustración: Agustina Guerrero "La Volátil"

Últimamente estoy algo alterada, abrumada, repleta de aprender tantas cosas nuevas, interesantes, emocionantes. Desde que me he metido en este mundillo descubro gentes que saben hacer un montonazo de cosas de las que a mí me gustaría saber hacer. Sí, si yo también sé hacer un montonazo de cosas, pero porqué ellas lo saben transmitir tan bien y yo parezco descafeinada? O mejor dicho, por qué tengo yo la impresión de estar "descafeinada"? A ver si va a ser verdad eso que leo continuamente en los consejos de la gente que sabe de esto un rato largo, y todo va a ser cuestión de ser tú misma. A ver si siendo una misma y escribiendo o diciendo lo que a una le sale de sus entretelas va a ser que es como se tiene que hacer? porque mira, yo eso de parecer sofisticada, misteriosa, glamurosa, chic ... pues va a ser que no me sale ni ensayando ni reencarnándome en Coco Chanel durante tres vidas seguidas. Que no, que mientras más me empeño en poner mirada de mujer atormentada irremediablemente deseada (sin yo quererlo ni provocarlo) por cualquier varón apuesto, inteligente y con dinero que se me arrime, arqueando las cejas, intentando recrear una imagen entre Greta Garbo-Marlene Dietrich, más aflora en mí de forma espontánea ese espíritu Lina Morgan-Gracita Morales que llevo dentro, y que me ponga como me ponga es así porque así tiene que ser. No es que lo busque, es que me viene solo, es que da igual la pose que ponga ni de qué color me pinte las uñas, ni haciéndome un selfie poniendo los ojitos mirando hacia Marte, el rostro medio girado y boca de pato, parezco el alter ego de Gloria Swanson o Ava Gadner, leches, lo que parezco es que me ha dado un tagardillo o que me pica la planta del pie.

... ser tú mismo? Qué es eso? ...

Bueno vale, pero ser uno mismo qué es lo que es? yo, sin ir más lejos, y a ver, hablo de mí porque soy la persona que tengo más cerca y a la que mejor conozco, no es por ego ni nada de eso. Bueno pues yo, cómo narices soy? no tengo ni pajolera idea, soy cambiante ... es verdad, yo soy incapaz de definirme por la cantidad de matices y variables que tengo dentro... no soy siempre generosa, ni buena, ni simpática, ni ordenada, ni dicharachera, ni risueña, ni llorona, ni cotorra, ni dormilona, ni espabilada, ni ocurrente, ni constante .. pero muchas veces sí soy todas esas cosas, y muchas otras también soy sus contrarias, entonces ser yo misma va a ser hacer y/o decir lo que en cada momento se me ocurra. Y eso puede ser impredecible, muy variable y muy diferente unas veces de otras. A eso hay quien le llama incoherencia (o cosas peores), bueno vale, soy incoherente. Que sí, que vale, que lo soy, porque me gusta Cat Stevens, Sade, Joan Manuel Serrat, Mike Oldifeld, Queen, la ópera, alguna música clásica, los solos de guitarra, Lluís Llach, Pablo Alborán ... me gusta el rojo, el azul, el marrón, el blanco, el gris, el verde, el rosa, el naranja, el lila, ... hoy llevo las uñas de color rosa fucsia, la semana pasa coral, la anterior color natural, la otra sin pintar. Pendientes grandes y llamativos, pequeños y minimalistas  ... todo eso combinado dependiendo del día, de la ocasión, de las ganas que tenga, todo ese batiburrillo de cosas y muchas , muchas más muy dispares, todas me gustan por igual! Que voy a hacer si me encanta Romeo y Julieta, Juego de tronos, Blade Runner, El Quijote, Crímenes Imperfectos, Decogarden, los musicales de Hollywood, Pedro Almodóvar, La Celestina, todos los programas sobre decoración que caigan antes mis ojos, y los de resolución de crímenes reales también... qué hago si me brillan los ojillos cuando veo a Willem Dafoe y Brad Pitt me parece anormalmente bello? todo eso... como se define? No tiene definición ni tiene por qué tenerla. Y qué pasa si me gusta ponerme a bailar salsa en mi cocina, o marcarme una coreografía de Beyoncé mientras arreglo el salón?
Todo eso me hace recordarme a mí misma, recordarme quien soy y quien he sido siempre. Eso me hace estar muy viva y muy despierta.
... la mujer cambiante ...

Los gurús de esto de la comunicación dicen que no finjas ser quien no eres, que seas tú porque tu público, o tus lectores, o tus seguidores, o tu lo que sea, notan si estás forzando una actitud, y eso no gusta. Muy bien, de acuerdo, pero están dispuestas esas mismas gentes a ver que eres una persona cambiante? Que un día te leen de una manera y al día siguiente no te reconocen en lo que leen? Ni idea,  así que si a alguien le parezco rara porque un día aparezco de una manera y al siguiente de otra distinta, no, no soy una impostora, es que esa, así, tal cual, soy yo. Ese es el ser que habito.

(Si os parece que la foto que ilustra el post no tiene nada que ver con el contenido, pues es probablemente cierto.)

domingo, 8 de mayo de 2016

Plan de marketing gratuito en Mamá quiero ser blogger!

Estamos de enhorabuena! De nuevo Isabel Leyva de Mamá quiero ser blogger nos ofrece un trainning gratuito para crear tu propio plan de marketing.




Como ya sabéis sigo a Isabel desde hace tiempo, desde que inicié mi andadura en la creación de mi proyecto de bisutería, y mi blog inicial lo creé yo misma sin tener absolutamente la más mínima idea de blogs y casi de páginas de facebok, a base de tutoriales, casi todos de Mamá quiero ser Blogger. Posteriormente he seguido un trainning gratuito suyo que realmente me ayudó a clarificar conceptos y a saber un poquito mejor donde estaba o por donde debía empezar. Es obvio que me he apuntado a este nuevo trainning, porque me interesa, porque creo que me resultará muy útil y porque me gusta mucho como me cuenta las cosas Isabel Leyva, creo que es directa, concisa y al grano. No es la única a la que sigo, hay otras/os con estilos total y absolutamente diferentes que también son mi referente. Pero Isabel tiene esa cualidad que yo pido siempre, y es que a mí me parece honesta en sus planteamientos. Evidentemente quiere vender su producto, sus cursos online, pero ni lo oculta  ni lo camufla. Yo después de hacer su primer trainning gratuito no fui bombardeada para hacer que me apuntase a sus cursos, te lo recomiendan, dices que no, y punto. Como debe ser.
Si estáis en el camino de emprender yo os recomendaría que busqueís asesoramiento y formación, yo lo he hecho y es cuando he empezado a tomar decisiones que creo que me van a ayudar a conseguir mi objetivo, mi sueño. 
Para obtener más información de como apuntaros, entrad en su web, allí os lo explica muy bien, hay que suscribirse? sí, hay que suscribirse a su newletter, pero eso solo supone recibir un correo con cada post que ella pone en su blog para que no tengas que molestarte en ir entrando cada día a ver si ha escrito algo nuevo. Lo recibes y tú si quieres entras y lo lees y si no no, pero no resulta nada agobiante ni pesado, de otro modo yo, os lo aseguro, no lo recomendaría. 

Si quieres más información sobre este trainning lo mejor es que te lo explique ella misma, clicka aquí mismo.

martes, 26 de abril de 2016

Dios mío! No tengo Instagram!


Hoy tenía y quería escribir un nuevo post y no sabía de qué hacerlo. Y la verdad, me he propuesto no escribir porque sí, porque tengo que hacerlo, porque debo hacerlo. Que tontería, si esto lo hago porque quiero, me gusta y me relaja! Pero es que dicen algunos entendidos en el marketing de contenidos que debes ser constante, publicar una o dos veces por semana, ser brillante y escribir cosas muy interesantes. Vale, pues cuando se me ocurran las escribo. A mí a veces se me ocurren cosas chulas cuando no tengo ni con qué escribir, y luego qué pasa? pues que como Doris, la novia de Nemo, al cabos de tres segundos se me olvidan porque acuden nuevos pensamientos a mi cabeza. Es que soy como tó quisqui sabes? pienso todo el rato y no tengo en mi cabeza ningún icono con una carpetita amarilla al que clickas "Nuevo" y echar ahí lo que estoy pensando. No. Así que cuando se me ocurre algo si tengo suerte y estoy delante del ordenador lo escribo y si no, a esperar mejor ocasión.
Esto de los blogs de verdad es que te puede llevar de cráneo y si quieres emprender algún proyecto, entonces... ríete tú del blog, ojalá fuese suficiente con eso ... tch, tch... ni hablar, tienes que se experto en posicionamiento SEO, tienes que tener una página de facebook con miles de seguidores. Subir fotos cada día a Instagram, tener tableros en Pinterest y muchos seguidores en Twiter no se me olvide, y twittear y retwittear, que es importante, muy importante! Y ahora incorporar antes de que sea demasiado tarde Snachap y Periscope  ... como vivíamos antes sin todo esto? Y es más, cuando hacemos el resto de cosas del día y de nuestra vida? Cuando podré hablar con mi gente? Pasear, ir a tomar algo, comentar alguna peli chula ... bueno espera, espera, eso mejor no, que mi amorsito dice que cuando quiero contar una película estamos perdidos porque tardo yo más en contarla que él en verla. Vale, pero si tenemos que hacer todo eso,  cuando vivimos la vida de carne y hueso??  El progreso es imparable, estoy totalmente de acuerdo, las comunicaciones hacen que eso de que tu hermana viva en México y tú aquí ahora sea cosa de risa porque con el washap hablamos de inmediato y eso para mí es una genialidad, pero... no estaremos sucumbiendo ya demasiado, no? No estaremos olvidándonos de que es más bonito hacer aunque sea una visita rápida para un café de cinco minutos a ese amigo que no ves hace tiempo pero al menos le dejarás tu sonrisa, o él a ti la suya y un abrazo;  una llamada te obliga a parar tus quehaceres sí,  pero puedes oir la voz de esa persona a la que extrañas y a la que te gusta oir reir, y a la que no te importa oir llorar, lo que tenga que ser que para eso estamos ... vamos a tener que aprender a reir y llorar por facebook??
No renuncio al avance en comunicaciones, no, es innegable que el mundo no se puede parar, pero, podría ir un poquito más despacio por favor? Es que a mi no me da tiempo de seguirlo, de verdad, soy lenta ... o él es muy rápido. Voy a mi ritmo, por poco me dejo llevar por la vorágine en mi empeño de tirar para adelante mi proyecto, y poco más y me agobio por ello. No, que va, no quiero. Mi proyecto, mi ilusión, mi objetivo, es hacer lo que me gusta hacer. Y me gusta hacer las cosas más despacio, saborear momentos, deleitarme con ellos, y que aquello que me apasiona siga siendo eso, aquello que me apasiona. Porque sin pasión, no sé vivir. Y sin embargo, sigo viviendo sin Instagram. Soy una superviviente nata. Je.

 Por cierto, cuales son vuestras ilusiones, proyectos, objetivos? A estas alturas de vuestra vida, que os gustaría hacer con ella, con vuestra vida?

Y ahora un adiós, a alguien que me ha hecho amar aún más si cabe a otra de mis pasiones: la música, sin la cual, estoy totalmente convencida, yo no podría vivir.



Descansa en paz, Príncipe.

lunes, 18 de abril de 2016

Escojo gratitud

Imágenes así te provocan ganas de agradecer a la naturaleza haberlas construido, y al ser humano no haberlas destruido...aún.
Empezaré diciendo que los domingos por la mañana me encantan, por la tarde no tanto, pero las mañanas dominicales tienen un halo mágico que solo tienen ellos, los domingos por la mañana. Es curioso la cantidad de sensaciones que me despiertan los días de la semana. A los lunes no los odio especialmente por el hecho de ser el primer día de trabajo después del fin de semana, no porque me gustan mucho las novedades y es como tener algo para estrenar; los martes y miércoles, sin embargo, son más heavys, no me suelen gustar mucho, a no ser que tenga un evento especial. Los jueves me caen más simpáticos, aunque algunos vienen cargaditos por aquello de "acaba todo esto que mañana ya es viernes ...  y el viernes... jo... el viernes me rechifla. Primero porque es viernes. Segundo, en mi trabajo hacemos jornada intensiva, de 8 a 15 y, ostras, que bien sienta, toda una tarde entera por delante, medio día de regalo que añadir al finde, casi como un puente!! El sábado es la monda lironda, hago con él lo que me viene en gana, me levanto temprano, me propongo hacer mil cosas, las hago y no me canso! suele ser más ajetreado, y sus noches son lo mejor, una cenita informal, un par de buenas pelis  y entonces llega el domingo por la mañana ... chica, que gozada, todo lo hago con ese aura de relax casi místico, el desayuno lo saboreo más, remoloneo, hasta ronroneo creo yo ... entonces normalmente me voy a mi taller, me pongo música en el ordenador, y reviso materiales, ordeno, organizo el taller, preparo piezas y me pongo a mirar mi correo, facebook, blog, y leo los blogs y webs que suelo visitar habitualmente que me interesan por un motivo u otro, y ahora viene el tema de este post. Una de ellas, de las webs que miro casi cada día es Kireei, de la que ya he hablado. Kireei es en si un magazine, tiene diversos apartados diferentes. En él, Cristina Camarena, su editora, nos ofrece una buena diversidad de cosas que a mí me parecen interesantes, ya sea tiendas tanto físicas como on line normalmente peculiares por algún motivo, por lo original de su producto o porque son muy bonitas, o muy curiosas, tambien textos de profesionales de la educación, libros, dibujantes e ilustradores, y  un buen repertorio de fotos de casas bonitas. Cada día publica varios posts, todos los días desde que la sigo no ha fallado ni uno, y varios! no sé ni como lo hace. Bien pues ayer publicó uno con una reflexión suya que me encantó. Y me gustó tanto porque es un tema al que yo últimamente le he dado bastantes vueltas en el mismo sentido que ella le ha dado, solo que, tal y como también le he dicho a ella en un comentario, ella lo explica infinitamente mejor que yo. El post va sobre la gratitud, sobre como nos cambian los conceptos, las prioridades. No se trata de ir de santurrón, no, se trata de desdramatizar situaciones que realmente lo único que nos producen es un desgaste emocional importante y apreciar otras. Lo he encontrado muy interesante, yo he aprendido de él, bueno, he aprendido de ella, su autora, porque sinceramente dentro de este mundillo de los consultores de marketing y ayuda a emprendedores, hay mucha diversidad pero cuando te encuentras con alguien realmente bueno, merece la pena compartirlo. A mí Cristina Camarena me conectó desde el primer día, de hecho ya os había hablado de ella. Me gustan sus formas y su discurso, es de aquellas personas a las que crees de verdad, es una persona con estilo y con talento.
Os dejo su post sobre la gratitud, es corto, pero profundo, y como no, le agradezco enormemente tantas reflexiones compartidas. Gracias Cristina Camarena.
Para leer el texto solo tienes que clickar en la siguiente frase que aparece de diferente color: "Puedes escoger gratitud", por Cris Camarena.

Imagen: Cristina Camarena

lunes, 11 de abril de 2016

Descubriendo a Puuung


Me encanta tener amigas como HRJ, cuando le hablas sabes que te escucha pero no sabes la capacidad que tiene para retener detalles. Luego los recuerda y te da sorpresas. Hoy me ha enviado un mensaje enviándome un enlace que me llevaba a Puuung, una ilustradora de Corea del Sur que hace unos coloristas dibujos, de escenas cotidianas, en este caso de una parejita joven y a la vista está, muy enamorada. Viven en una casa llena de luz y color, con su gato o gata, no se sabe. 
Si miráis los dibujos con perspectiva y sin enfocar mucho se observa en seguida que siempre hay unos colores dominantes comunes en todos ello (o casi), aunque esto es lógico, a casi todos los ilustradores les pasa, tiene un estilo muy definido. Tambien tiene un cierto estilo manga,  que a mí particularmente me encanta, aunque Puuung es mucho más sutil, más cercano, más creible. 

Aquí la prota y su gata/o echando una siestecilla.



Tiene una forma de tratar la luz que me encanta y es poco usual en este tipo de ilustraciones. Este sol de tarde está perfectamente definido.
Selfie!! (le falta el palo)

Amor bajo el cerezo (el título se lo he puesto yo, no os vayáis a pensar)
El prota, la prota y su gata/o, echando una siestecilla.


Oh, oh ... aquí pasa algo...

Amor en la cocina con grifo goteando (este título también se lo he puesto yo. Original que es una)

Ya decía yo que pasaba algo...


Cena con fuegos artificiales. El gato encima del tablero muy higiénico no es, eh?

Este cacharro no va! 


La prota echando una siesteci ... oye, esta chica no duerme mucho?

Me encanta la perspectiva de este dibujo.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Persiguiendo sueños



La semana pasada conocí a Ángel, virtualmente hablando claro, él no me conoce a mí. Ángel es un ingeniero de programación que estuvo trabajando en Microsoft, conoció el éxito profesional, económico, el reconocimiento pero un día pensó que eso no era lo que él quería en su vida. Así que lo dejó, cogió su mochila, escribió en su blog y empezó a andar otro camino. Hace poco dejó una publicación en su blog que me gustó mucho y compartí en mi facebook. Debo decir que últimamente desde que ha crecido mi interés por el tema del mundo blogger estoy conociendo cantidad de gente en esas mismas circunstancias, son nuevos emprendedores, la mayoría muy valientes, cuyo denominador común es ese, un día en los albores de la treintena deciden dejarlo todo por su sueño, por su proyecto por otra forma de vida. Unos dejan su trabajo, otros inician esta andadura cuando se han quedado en paro... pero además la mayoría suelen tener unas profesiones muy parecidas, con preparación . A mí debo decir que me estimula muchísimo leerlos, me da energías y pienso que sí, que yo también puedo, pero entonces me doy cuenta de que yo no tengo treinta, tengo cincuenta y parte de esa alegría energizante disminuye ... por qué? sinceramente creo que tengo la sensación de que no tengo tanto tiempo, que se me acabarán los años antes de que pueda culminar mi proyecto, y me entra como una especie de tristeza extraña que ni siquiera sabría definir. Pero porqué? Por qué me puede tanto ese factor? Qué ha hecho que sienta que cuando una persona llega a su madurez ya no tiene derecho a tener esos sueños? Llevo un tiempo en que a causa de temas laborales y algunos personales se ha producido en mí un cambio, sufrí una decepción que me ha tenido un tiempo casi fuera de órbita, sintiendo que debía re-ubicarme, que no estaba en mi sitio. Me ha costado Dios y ayuda reponerme medianamente (la llegada de la primavera ha ayudado un pelín), y en vez de atorarme me he enfrascado más y más en la búsqueda de ese sueño, y he seguido leyendo, intentando aprender cosas de este mundo del que desconozco todo y me suena a chino mandarino, pero que me da igual, que no pasa nada y si haciendo pruebas y pruebas escacharro el blog, pues ya haré otro. Pero lo que quiero con todas mis fuerzas es desprenderme de esa sensación de que no voy a tener tiempo para emprender cosas y verlas terminadas, de que voy tarde. Quien narices me ha metido eso en la cabeza? a mí, que era la reina de la positividad para los demás, que siempre digo "el tiempo se acaba cuando te mueres, no antes" y lo pensaba y lo pienso, tengas veinte, treinta o setenta, da igual el tiempo es para invertirlo, disfrutarlo, hacer lo que te de la real gana con él hasta el último momento.


Siempre hay tiempo
Entonces? A qué viene que ahora yo no me lo aplique a mí misma? Que invento es esto? No lo sé, supongo que hasta que no encuentre la respuesta no voy a parar, seguramente la respuesta está en mi misma, mi otro yo es el que debe estar diciéndome todas esas cosas, pero no lo sé. Tengo la sospecha de que socialmente es un mensaje que se nos envía y nos enviamos montones de veces, empiezas a ser mayor, ya no te van a tomar en serio, ya estás arcaico. Practicamente te toma en serio tu entorno, la gente que te quiere o la gente de tu edad, y no toda, porque no nos engañemos, en esto de la especie humana hay una constante que está presente en individuos de todas las edades, y es "si yo no me veo capaz, intentaré convencerte a ti de que tampoco vas a serlo para que no lo hagas y así camuflo mi propia incompetencia para superarme, o mi vagancia o mi inseguridad" y como dejes que ese tipo de mensaje te calen vas apañado. Es como si uno, a esta edad o en estas circunstancias, tuviese derecho a tener sueños, claro que sí, pero no a perseguirlos. Ah, amigo, eso es otra cosa. palabras mayores. Donde vas aspirante a vejestorio? Entonces un día dices que tienes lumbago o que te duele la rodilla y te miran como diciendo  "y quieres lanzar tu proyecto adelante si ya mismo te veo en la residencia?", pero vamos a ver pedazo de tonto, que me duele el lumbago o la rodilla, pero lo que yo hago es con las manos, no corro maratones ... con las manos y con la cabeza, sí eso que tú utilizas poco ... tch, que mala hostia me entra... Pero esto no es más que las etiquetas que nos adjudicamos, porque la culpa no solo es de los demás, es nuestra. Yo decidí hace un tiempo que no me ponía nadie más una etiqueta ni por temas políticos ni religiosos ni por nada más. A mí me defino yo. Punto. No me da igual lo que pienses o lo que sientas, no, incluso depende de como seas capaz de transmitírmelo puede que me interese, pero de ningún modo te doy ni el derecho ni el poder de etiquetarme a tu antojo guiada por tus tendencias, ideas o pre y perjuicios. Y para eso sí me ha servido mi edad. Para decirle al más pintado que se me plante delante eso mismo: lo que yo pienso es esto, y no tiene otra interpretación que tú le quieras dar. Si digo SI es SI, si digo NO es NO, así que no interpretes "puede" "quizás" "a lo mejor".
Gracias Ángel, porque gracias a ti voy a ser "espabilista", y así tenga 80 años voy a seguir estudiando para serlo. Y consiga alcanzar mis sueños o no, cuando me vaya, quiero que se ponga en mi epitafio "En este mundo vivió La Sra Jones, aprendiz de Espabilismo para toda la eternidad".




domingo, 20 de marzo de 2016

BENDITA PRIMAVERA ...

Por qué me gusta


Pensamientos buenos

National Geographic

Y es que no sé el motivo pero a mí la primavera me trae un especie de renovación total, como una catarsis en la que mi mente empieza a liberarse de los nubarrones grises y empieza a ver nubes de colores, se me llena la cabeza de color. Es, sin duda, mi estación del año preferida, en la que  la tierra empieza a llenarse de verde y color. Sí, sé que es la estación más estropiciadora para las alergias, y entiendo que haya gente que la deteste, pero yo la adoro. Soy capaz de canalizar mucho mejor las emociones y los pensamientos negativos, tengo una mayor tendencia a querer ver las cosas desde un prisma diferente, más conciliador. Cuidadín, que lo que no me entra no me entra ni en primavera ni en verano ni en ninguna época, es decir que aquel a quien no pueda ver ni en pintura ya se me puede aparecer con un rosal de pitiminí atado a la cabeza que yo le voy a ver un cardo borriquero.

Los días se alargan

shariqua.wordpress
Empiezas a ver la luz al final del camino, es decir, salgo de la oficina y todavía veo algún rayito de luz que me indica que sol salió y ya se va a dormir, pero que estuvo esperándome. Es un preludio de lo que tiene que venir, tardes bonitas que se acercan a medida que pasan los días y que algunas veces llenan el cielo de un suave tono rosa cuando entra el anochecer, y te entran unas ganas locas de pasear, de andar despacito, de oler, de cerrar los ojos y de sonreír. 
La luz es vida.

Porque acaba en una verbena!

Acaba la primavera y empieza el solsticio de verano, la noche mágica de San Juan, fuego, noche, misterio ... hay quien sigue rituales para quemar todo aquello que quiere alejar de sí, después estará la habilidad de cada uno en conseguirlo. Pero me gusta empezar el verano con una fiesta, aunque el verano no sea mi época favorita por aquello del sudor y que los pies y los tobillos se me ponen como mamporros. Sin embargo me encanta la playa, una de las delicias del verano para mí es, como no, el atardecer, esté donde esté. No hay nada que me relaje más que acercarme a la playa cuando tengo oportunidad , a media tarde, cuando el sol está bajo, la mar en calma, y hay poca gente. Disfruto como una niña. Y aún recuerdo una vez en la que un nubarrón se acercaba amenazador y mi amiga, CEP, la mejor amiga que he tenido nunca, la de voz de sirena, y yo, nos metimos en el agua y empezó a llover. Desde el agua veíamos a la gente que momentos antes deambulaba por el paseo, amagada bajo los toldos de las tiendas y los bares, pero la playa estaba desierta y parecía que no había nadie más en el mundo, sólo CEP y yo, disfrutando de ese momento, hablando de nuestras cosas o calladas y mirando al cielo para ver como las gotas venían hacia nosotras y hacían el mar más grande. 
Todopaisajes

Y sobre todo, ante todo y por encima de todas las cosas: por la flores.

Lo he dicho y lo repito sin parar, me encantan las flores, algunas me fascinan, tengo incluso alguna favorita, las flores blancas, pero en definitiva todas las flores me gustan. Solo hay un problema entre las flores y yo, y es que yo no les gusto a ellas. No sé que les habré hecho pero yo tengo la impresión que es acercarme a ellas y se chuchurren. No sé cuidarlas, o las agobio y las ahogo, o las dejo y mueren de inanición. Así que mi marido optó por cuidarlas él, y creo que él sí que les gusta porque le sobreviven más. Pero el caso es que estoy encantada de que existan, no me importa que ellas no me quieran, el cariño que les tengo es incondicional porque hacen que mis primaveras me resulten más cautivadoras y mis veranos mucho, mucho más llevaderos.
Pensamiento blanco


Orquídea azul

Añadir leyenda

Verbenas